Resistencia al fuego

La ACP sufre un proceso único basado en dos inyecciones, una líquida y otra  seca, de retardantes ignífugos que le permiten introducirse completamente dentro de la fibra de celulosa. Este proceso le otorga al ensamblaje del tabique una resistencia al fuego de entre el 32 y el  77% superior frente a otras fibras artificiales en igual conformación, permitiendo a los ocupantes mayor tiempo de escape en caso de siniestro. Su clasificación bajo la Norma ASTM E-84 (característica de los materiales al quemado y de superficie) según el ensayo en UL Underwriters Laboratory # 9408 es CLASE A (menor a 25) - Muy baja Propagación de Llama y Densidad de Humo.

Para más información solicitar Ensayo INTI, CECON según Norma IRAM 11950.