Aislación térmica

La ACP mantiene el espacio aislado con una temperatura estable que proporciona confort y un menor consumo energético, creando espacios de aire sin circulación, entre y dentro de sus fibras huecas.

Al ser aplicada por rociado directo, la ACP logra una cobertura del 100% del los espacios llenando las grietas, costuras y cavidades, formando un revestimiento monolítico sobre el substrato que ayuda a reducir la infiltración de aire.

No posee costuras, cavidades o áreas libres que reduzcan su capacidad y eficiencia térmica.  El resultado es un producto instalado en forma eficaz con características de pérdida de calor excepcionalmente bajas.