Aplicación de la ACP

La ACP se aplica en toda superficie limpia de placa de yeso, mampostería, acero, hormigón, madera o chapa.

El modo de aplicación por rociado permite cubrir el 100% de la superficie a aislar mediante un proceso rápido, seguro y sin cortes. Sirve también como acabado final, y puede ser pintada al látex.

La ACP es un material que al combinarse con agua, se adhiere firmemente a la superficie proyectada. Requiere aproximadamente de 48 a 72 horas de secado.

Esta forma de colocación confirma que los valores obtenidos en ensayos de laboratorio (térmicos, acústicos y de fuego) coinciden con los resultados logrados en obra, brindándole al profesional la seguridad de obtener la excelencia requerida.

Su aplicación es totalmente inofensiva para todos para quien la instala y los demás gremios de obra.